Ferias vintage: mucho más que una moda

Entrevistamos a Sonia y Sole, las creadoras de Vintage Affaire Room, una feria de ropa vintage, retro y segunda mano que centraliza a once feriantes con estilos muy definidos. Apasionadas por su trabajo, opinan, entre otras cosas, que el vintage es ecológico, va a contramano del sistema capitalista de producción y promueve la diversidad (en estilos y en talles). 

 

Vintage Affaire Room: la vida de un proyecto

Sonia y Sole son amigas de toda la vida. En 2015 comenzaron una feria vintage online, donde hacían su selección y fijaban puntos de encuentro con los clientes. A los pocos meses encontraron -en sus palabras- “un lugar de ensueño” donde empezaron a organizar una gran feria mensual llamada Vintage affaire, en la cual convocaban a ferias similares. Hoy en día ya van por la edición número 22, con más de 40 feriantes vintage.

 

¿Cuántas personas están involucradas en el proyecto de V.a. Room?

V.a.Room está organizado por dos personas, amigas de toda una vida.  Y convoca a varios feriantes. Al día de hoy somos once: Las guardianas vintage affaire, Hot stuff vintage, Pura Bagunza, La dama del leño, Connie Bow, Vintbitch, Vindicta, Overflow, Poema, Flamingo y Gede Retro.

 

 

 

 

 

¿Cómo es el proceso de selección de la ropa que compran?

Para conseguir nuestras prendas nos movemos por infinidades de lugares con una premisa: encontrar la mejor calidad y que sea vintage. Rescatamos prendas en excelente estado y las mejoramos: las higienizamos, les hacemos arreglos y les colocamos avíos* para que parezcan como nuevas. 

[*Nota de la entrevistadora: Para quien no lo sepa, se denominan avíos en confección textil a los materiales que complementan una prenda, como cierres, botones, entretelas, cintas, etc.] 

“Lo que más placer nos da es encontrar joyitas de hace más de 20 años intactas y aún mejor si vienen con etiqueta.”

¿Qué prendas o artículos son los más buscados?

Las prendas más buscadas son los rompevientos deportivos de los 80 y de los 90, los jeans tiro alto tipo jean mom* o boyfriend*, las camisas con motivos florales o psicodélicos, jardineros y jumpers.

[*Nota de la entrevistadora: Mom jeans refiere a los vaqueros de tiro alto y ajustados a la cintura que usaban “nuestras madres” a comienzos de los  90’s.  Boyfriend jeans son los vaqueros de cintura media, corte ancho y recto, y con aspecto desgastado.]

 Son muchos feriantes. ¿Cada uno tiene un perfil definido?  ¿Cómo sería esta “curaduría”?

Las únicas premisas que reciben las feriantes de parte nuestra es que las prendas al llegar al showroom tienen que estar en excelente estado y con un mínimo desgaste. Y que sean vintage o segunda mano. Al hacer libre elección de sus prendas, las personalidades se van haciendo notar, entonces vos recorres el showroom y ya podés identificar a qué feria corresponde cada perchero.

 

 

 

 

 

 

 

Noto que actualmente hay una preferencia por la ropa de los 90. ¿Creen que es así? ¿Qué opinan?

Sí, hay una preferencia por la década de los 90, pero a nuestro entender es una bajada de línea que hace la moda publicitaria que apunta a los adolescentes de hoy (hay una teoría que propone que la moda vuelve cada 20 años). Afortunadamente en nuestro showroom -a pesar de que sí hay algunos tipos de prendas que nos piden más que otros-, sentimos otra libertad de expresión en cuestión de estilos, talles, colores y formas. Tenemos de todo y para todos.

“Hay una conciencia más generalizada acerca de los procesos de producción. Por ejemplo, saber que las grandes marcas hacen fortuna explotando personas en talleres clandestinos. Uno no quiere colaborar con eso”

 

 

 

 

 

 

Más allá de la moda vintage, ¿creen que hay una “filosofía” de la reutilización que funciona como resistencia a las grandes marcas y los shoppings, considerando que hay ropa nueva hoy en día carísima e inaccesible para muchos?

En una economía tan oscilante como la nuestra, usar vintage es una opción conveniente y accesible para el bolsillo. También hay una conciencia más generalizada acerca de los procesos de producción, como por ejemplo, saber que las grandes marcas hacen fortuna explotando personas en talleres clandestinos. Uno no quiere colaborar con eso. Además es revolucionario porque va contra el sistema capitalista de producción. A la vez, la materia prima con la que se confeccionan las prendas hoy en día ya no tiene la calidad ni la pasión por el detalle que tenía hace unas décadas; la moldería que tiende a ser cada vez más básica y con una tabla de talles muy acotada, donde muchas personas quedan afuera. La tendencia al vintage es mundial, creemos que también hay algo nostálgico y romántico en ello, y algo aún más importante: es ecológico.

En su perfil de instagram pudimos ver mucha variedad. ¿Consideran que actualmente estamos atravesando un proceso que tiende a una mayor diversidad?

Sí, ¡al fin! Hoy como sociedad estamos abriendo el camino a una mayor diversidad y a una mayor empatía entre nosotros. Es hermoso este proceso porque es liberador. Hoy nos sentimos más a gusto con quienes somos, con nuestro cuerpo, y la expresión es una herramienta hermosa para comunicárselo al mundo. La vestimenta es un lenguaje y por lo que vemos en nuestro showroom se estarían contando cosas maravillosas

¿Que días se puede visitar la feria?

V.A. room se encuentra localizado en la zona del Congreso y el horario de atención es de lunes a viernes de 15 a 20 hs.

¿Nos quieren contar acerca de algún próximo evento?

Sí!, el 14 de abril de 16 a 20 hs tenemos la edición número 22 de nuestra Gran feria de ferias VINTAGE AFFAIRE. Vamos a ser más de 40 ferias de indumentaria Vintage en un solo lugar.  ¡La entrada es libre y gratuita! Nos pueden pedir más datos por mensaje privado a nuestras redes sociales.

En facebook: @affairevintage

En instagram: @v.a.room @affairevintage